EL ACICALAMIENTO GATUNO: LIMPIEZA TOTAL


Que los gatos son muy limpios y pulcros (al menos la mayoría) no es ningún secreto. A ellos les gusta tener cada cosa en su sitio para evitar suciedades innecesarias. A veces hasta son extremadamente “tiquismiquis”. La comida en el sitio de la comida. Y el arenero en el sitio del arenero. ¡Y no los pongas demasiado juntos esclavo humano! Ah, y por supuesto si el baño del señor gato no está bien limpio no se le ocurrirá acercarse… ¡ya buscará otro sitio más adecuado para hacer sus necesidades! Muchas veces los problemas de eliminación inadecuada pueden ser derivados de una incorrecta o infrecuente limpieza del arenero… así que cuidado con estos mininos.

Y claro, como limpios que son ellos no se pueden olvidar de su ducha diaria… ¡pero ni se te ocurra acercarlos al agua, por favor! Que les puede dar un patatús. Ellos se lavan a su manera. Y es una manera muy buena ¿eh? Con esa lengua áspera que tienen se limpian todo el cuerpo en un momento. Bueno… lo que se dice en un momentito tampoco… porque ellos dedican casi el 10% del tiempo que pasan despiertos a esta labor… sí sí, ya sé perfectamente que el tiempo que pasan despiertos tampoco es mucho…

El caso es que este ritual que tampoco parece que sea en realidad tan tan higiénico (a nosotros no se nos ocurriría nunca lavarnos con saliva… ¿no?), a ellos les sirve para más que simplemente quedar limpitos y como nuevos.

En primer lugar, el roce de su áspera lengua y las propiedades de su saliva actúan como un efectivo remedio contra los ectoparásitos (pulgas, garrapatas, etc). Pero ¡ojo! que esto no quiere decir que porque ellos se acicalen solitos nos libremos de ponerles su pipeta u otros remedios antiparasitarios cada mes. Para algo somos sus esclavos y responsables de su salud y bienestar…

Por otra parte, el ritual de acicalarse sirve como termorregulación para su cuerpecito, ya que los gatos como sus amigos los perros no sudan (aunque sí existe cierto intercambio térmico de este tipo por las almohadillas de las patas y mucosas) los pobres mininos se han tenido que buscar esta nueva forma de refrescar y perder calor.

No sólo esto, si no que el acicalamiento también puede tener fines sociales. En el contexto social, el acicalar a los demás y dejar que otros les acicalen ayuda a disminuir tensiones y evitar reacciones agresivas y el estrés, mejorando la cohesión del grupo. Así que sí, cuando los gatos se acicalan mutuamente podemos concluir que están haciendo algo parecido a darse besitos… puede que de amor o puede que pidiendo disculpas y reconciliándose ya que muchas veces este acicalamiento se lleva a cabo para disminuír la tensión tras una pelea.

Este comportamiento es un comportamiento natural que resulta muy necesario para el bienestar de nuestros amigos felinos. Ni su exceso ni su defecto son una buena señal. Un gato normalmente deja de acicalarse cuando está deprimido o sufre estrés. Y normalmente, durante la enfermedad (sea la que sea) ésta puede ser una de las primeras señales que nos indiquen que algo va mal. Si vuestro gato deja de acicalarse o de jugar y parece apático, es mala señal.

Sin embargo, el estrés o las enfermedades que generen picor o irritación en determinadas zonas del cuerpo pueden producir precisamente el efecto contrario y aumentar la frecuencia o la intensidad del acicalamiento, llegando incluso a producir alopecia, irritación de algunas zonas, inflamación y heridas. Al igual que en los humanos el aumento de esta conducta puede también asociarse a conductas compulsivas, en estos casos estad muy atentos al comportamiento de vuestro felino y buscad siempre la opinión de un etólogo.

Sí, amigos, nuestros gatitos siempre quieren estar limpios, pero eso de que nos encarguemos nosotros de su higiene y estética corporal no les mola un pelito. Así que procuremos estresarlos lo menos posible tratando de ponerlos guapos… ¡bastante guapos son ellos al natural! Los gatos quieren estar limpios… pero no relucientes.

Recuerda que seguimos aquí para ti y tus mascotas

Un abrazo,

María

More

OFERTA

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *