TIEMPO DE FRESAS



Aunque en las tiendas lleven ya meses vendiéndose, la temporada de fresas comenzó hace poco.
Es por esto que hoy quiero animaros a que cultivéis vuestras propias fresas, ya que se adaptan muy bien al cultivo en maceta.
Además es una planta muy recomendable para iniciar a los pequeños de la casa en el cultivo y cuidados de plantas. Ya que son fáciles y resistentes; y son una de las frutas con más aceptación entre los niños lo que nos servirá para animarles a consumir fruta, pues a veces puede ser un verdadero calvario para muchos padres.



A las fresas les gustan las tierras sueltas con tendencia arenosa, ricas en materia orgánica y ligeramente ácidas. En muchos gardens nos venden ya sacos de sustrato apropiado para fresas. Son muy resistentes a las heladas, pudiendo llegar a soportar en invierno hasta -20ºC.
Deben de estar resguardadas del viento y en una zona soleada, si bien la sombra a primeras y últimas horas del día no les afecta.
La época de plantación depende de zonas, en zonas con inviernos suaves se pueden plantar en julio, sin bien en zonas con inviernos más fríos es más recomendable plantarlas en primavera.
El mejor abonado es el natural, un buen compost, humus de lombriz, o cualquiera que este indicado para agricultura ecológica es ideal.
Un truco para realzar el sabor de nuestras fresas y a la vez acidificar un poco la tierra es añadir una capa superficial de acículas de pino (hojas), si bien es recomendable añadir aquellas que lleven tiempo en el suelo y no las frescas o recién caídas, ya que pueden perjudicar y dañar el sustrato más que beneficiarlo.
Las fresas se reproducen de una forma muy fácil, las plantas generan estolones, que si los enterramos generaras una nueva planta, de esta forma podemos regalar plantas a familiares y amigos.

 
ESTOLONES

Estos pequeños abultamientos son las futuras raíces de nuestra nueva planta, por lo tanto debemos enterrar esta parte.
Para reproducir nuestras fresas tenemos dos técnicas, una es enterrar la plantita del estolón en una maceta sin cortar la unión con la planta madre, lo que nos da un éxito asegurado.  La unión la cortaremos una vez que la nueva planta haya agarrado. O bien cortar la unión con la madre y plantar el estolón en una maceta, esta técnica puede tener menos éxito y además nos obliga a estar más al tanto con los cuidados.
Cuando la nueva genere nuevas hojas la tendremos lista, como esta de la foto obtenida a partir de un estolón del año pasado, y lista para plantar en su lugar definitivo o regalar.





Comentar que es recomendable renovar las plantas de fresas cada 3-4 años, gracias a lo que os he explicado sobre su reproducción es facilísimo y no supone ningún problema.
En cuanto a plagas que atacan las fresas, yo personalmente no me tenido muchos problemas con ellas, salvo por los caracoles, hormigas y oniscídeos  (bichos bola) que les gusta comerse las fresas ya maduras, que esto se evita revisando las fresas a menudo y no dejando demasiado tiempo la fresa madura en la mata. Para caracoles y hormigas también existen métodos naturales.

Si bien este año al comienzo de primavera sufrí un ataque de algún tipo de gusano de color verde que devora las hojas a una velocidad increíble. Aunque este problema tiene fácil solución y totalmente natural, para tratar cualquier tipo de plaga por larvas-gusanos podemos utilizar el bacillus thuringiensis, que es totalmente natural inocuo tanto para el ser humano como para nuestras queridas mascotas (siempre que no sean gusanos de seda). El bacillus es una bacteria que ataca únicamente a los gusanos y que se presenta en forma de polvo para disolver en agua, y que cada vez es más fácil de encontrar incluso en supermercados de centros comerciales.


Os recomiendo de verdad que cultivéis fresas, a los que las únicas fresas que han probado son las “comerciales” os sorprenderá el verdadero sabor de las fresas “naturales”.

Bon appetit: 




Si queréis preguntar dudas o cualquier consulta más, ya sabéis:



More

OFERTA

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *